miércoles, 16 de noviembre de 2011

CONCLUSION.

Nuestra generación se enfrenta a la oportunidad más extraordinaria de grandeza que ninguna otra generación en la historia de la humanidad haya tenido jamás. Si no cambiamos nuestro rumbo y simplemente nos detenemos a dejar que el tiempo transcurra seremos más odiados que ninguna otra generación que haya existido. Las futuras generaciones sabrán que nosotros éramos consientes de la peligrosa explosión demográfica de nuestra especie, de la pérdida de la biodiversidad, del calentamiento global, de la contaminación de los mares, el aire y la tierra, del adelgazamiento de la capa de ozono. Podrán observar que teníamos información más que suficiente para comprender que los problemas que habíamos provocado requerían de soluciones: y verán con igual claridad que fallamos para actuar con la fuerza suficiente para salvar a la Tierra. Y nos odiarán por eso,  porque habremos cambiado nuestro confort por su futuro.
La crisis del clima global es una amenaza tan grave como cualquier amenaza militar que jamás hayamos enfrentado, y debemos reaccionar de la misma manera. Como hacemos típicamente cuando nos fuerzan a una batalla militar, debemos movilizar una inmensa aplicación de recursos contra el calentamiento global, dinero, tecnología y energía humana, y desplegarlos estratégicamente para obtener el máximo efecto. Sólo a través de una transición rápida de los combustibles fósiles a fuentes de energía limpia, y de la preservación y restauración de los bosques del globo, podemos detener la acumulación de gases invernadero que nos pone a todos en peligro. Esto sumado a una verdadera campaña de forestación mundial podrá por lo menos reducir los riesgos a los que deberemos enfrentarnos con seguridad. Los árboles y las plantas en general producen grandes cantidades de semillas, como si supieran lo que les espera. Debemos aprovechar esas semillas y producir la mayor cantidad de árboles y plantas. Es urgente.
Por esto demos crear conciencia y apoyar mucho a nuestro planeta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada